miércoles, 23 de septiembre de 2015

Reflexiones desde la cuneta

-Las cosas no siempre salen como debieran, o como a uno le gustaría que saliesen. Tras esta perogrullada, y verdad universal, solamente tengo que dar las gracias a todos los que, enviando fotos de sus maravillosas, y hechas en casa, Vespas y Lambrettas, han querido participar en un proyecto que inicié con más ilusión que tiempo y con más corazón que cabeza. 
-No es el momento de seguir adelante "con mi libro", como diría Paco Umbral, pues no dispongo del tiempo necesario para hacerlo. También ha sido un factor importante el número de scooters personalizadas y hechas en casa, más escasas de lo que yo imaginaba y me hubiese gustado. 
-Si bien la cantidad de scooters custom que ruedan, o no, por nuestra geografía aumenta cada día, no lo hace la cantidad de propietarios que se manchen las manos, en su garaje, en su trastero, en la calle... para transformarlas y convertirlas en ese cacharro singular, lejos de las restauraciones, que te pone la carne de gallina una vez la terminas y ruedas con ella. Al menos esa ha sido mi percepción.
-Resumiendo...dejo este "proyecto", pero no lo olvido. Tendré que plantearlo de nuevo, cambiar su enfoque, pero tengo claro que volveré a intentarlo.

Twist&go de Alberto Fernadez "Vesping"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Expón tu opinión, comentario o sugerencia. Muchas gracias