domingo, 12 de mayo de 2013

Cuando el diablo no tiene que hacer...

Adamascado.

 -He estado mucho tiempo preguntando, en ferreterías y torneros, si sabían con que, o podían hacerme en una plancha de acero inoxidable, el acabado superficial de las mesas de terraza o de algunas máquinas de hostelería (los típicos circulos pulidos que se solapan entre si).
-En la mayoría de torneros no sabían, o no querían meterse en jaleos pienso yo, de que les estaba hablando.
-En las ferreterias tres cuartos de lo mismo...excepto en una a la que acudo normalmente a por material. Les expliqué que es lo quería hacer y me prestaron, muy amablemente, unos cuantos útiles con los que creían podría conseguir el acabado que esperaba...pero no, no era lo que buscaba.
-En una de las visitas a esta ferretería me comentan que tienen una especie de "muelas" de goma, desde hace años, en un estante, que a lo mejor me sirven. Me las enseñan y ¡voilá! son justo lo que esperaba.
-Se llaman, espero no estar equivocado, "muelas de adamascar". Son un cilindro de goma con una mezcla de abrasivo. Existen, como es lógico, de varias durezas, diámetros....
-No os tengo que explicar el porqué de esta larga búsqueda. Me encanta este tipo de acabado superficial y punto (imagino que a vosotros tambien). El hecho de que esté asociado a un sinfin de productos que evocan a la aeronáutica, los coches de carreras, la maquinaria de precisión, etc, etc...es motivo de sobra para querer hacerlo en las piezas para mis scooters. -Sincerarmente no creo que le aporte mucho a una pieza, excepto la estética, razón de sobra para mi. 



Si, el vídeo está girado.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Expón tu opinión, comentario o sugerencia. Muchas gracias