domingo, 20 de enero de 2013

Cuando el diablo no tiene que hacer...

Motor para pulir.  

-Llega un momento en el que trabajar con un "micromotor", "mini amoladora"...¡o como puñetas se llame!, tipo "Dremel", tiene sus limitaciones, por lo que se hace necesario conseguir una herramienta con más potencia.
-Se pueden comprar herramientas neumáticas similares, pero suelen necesitar mucha presión para funcionar, más de la que mi compresor de bricolaje puede proporcionar.
-Mirando por internet encuentras buenas máquinas pero, casi siempre, a precios de escándalo.
-Como tengo la suerte de poder llevar a cabo gran parte de mis inventos en el trabajo, me puse a ello.
-Conseguí un motor de lavadora. Mi amigo Juan "El Trece" y su hermano me ayudaron a ponerlo en marcha. Una vez funcionando me pase por el tornero, el cual me roscó el eje del rotor para poder acoplarle un portabrocas.
-El resto fue tomar medidas de los soportes del motor, comprar silent-blocks, diseñar las sujeciones y la caja y cortar las piezas necesarias con láser. 
-Jamás he sabido como se llama exactamente este puñetero artilugio; rotaflex, rotalín, árbol flexible, flex-shaft....por lo que espero sepáis perdonarme si a partir de ahora lo llamo "rotalín".
-Con este rotalín puedes quitar pintura, lijar, pulir (bastante bien), grabar, taladrar....y cualquier otra cosa que no requiera de un número elevado de R.P.M.
-Se tiene que tener cuidado con este tipo de chapuzas, pues al no disponer de ningún tipo de control de revoluciones, embrague o similar, que limite su giro, en caso de que tengas un enganchón puedes llevarte un buen susto (os lo digo por experiencia).


Este es el tipo de herramienta que me sirvio de inspiración, salvando las distancias.

Puedes Utilizar diferentes herramientas, pero es cierto que no genera las revoluciones necesarias para que las fresas trabajen correctamente.
Dispone de dos juegos de ruedas, para acomodarlo lo mejor posible. Aquí en posición horizontal

En posición vertical.
Tiene una portezuela que utilizo para acceder al portabrocas


Vista del refuerzo que sujeta el eje flexíble.

Tengo intención de poner un pedal para arrancarlo y pararlo, pero de momento "va que arde" con un enchufe con interruptor.

Detalle del portabrocas. En las imágenes no se aprecia, pero el motor va montado sobre silent-blocks.
Os muestro el resultado de, en este caso, el decapado de una horquilla de bicicleta.

Utilizar una grata de alambre, como hago yo, para quitar pintura es tedioso y desesperante, pero el resultado es, bajo mi punto de vista, muy cool. Podrias perfectamente dejar la pieza así, una capa de laca y listo.

5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. -Parece un ataud, pero cumple su misión decentemente. El gran problema es su peso y el no poder posicionarlo de un modo rápido.

      Eliminar
  2. Joder Andres que nivel, pero si parece de compra... Muy buen acabo, otra manera de dejar las piezas en perfecto estado.. Bien x El Taluon

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Muchas gracias. Salta a la vista que no pasa de ser un invento del "TBO", pero cumple su función, discretamente, pero la cumple.

      Eliminar

Expón tu opinión, comentario o sugerencia. Muchas gracias