domingo, 20 de enero de 2013

Cuando el diablo no tiene que hacer...

Motor para pulir.  

-Llega un momento en el que trabajar con un "micromotor", "mini amoladora"...¡o como puñetas se llame!, tipo "Dremel", tiene sus limitaciones, por lo que se hace necesario conseguir una herramienta con más potencia.
-Se pueden comprar herramientas neumáticas similares, pero suelen necesitar mucha presión para funcionar, más de la que mi compresor de bricolaje puede proporcionar.
-Mirando por internet encuentras buenas máquinas pero, casi siempre, a precios de escándalo.
-Como tengo la suerte de poder llevar a cabo gran parte de mis inventos en el trabajo, me puse a ello.
-Conseguí un motor de lavadora. Mi amigo Juan "El Trece" y su hermano me ayudaron a ponerlo en marcha. Una vez funcionando me pase por el tornero, el cual me roscó el eje del rotor para poder acoplarle un portabrocas.
-El resto fue tomar medidas de los soportes del motor, comprar silent-blocks, diseñar las sujeciones y la caja y cortar las piezas necesarias con láser. 
-Jamás he sabido como se llama exactamente este puñetero artilugio; rotaflex, rotalín, árbol flexible, flex-shaft....por lo que espero sepáis perdonarme si a partir de ahora lo llamo "rotalín".
-Con este rotalín puedes quitar pintura, lijar, pulir (bastante bien), grabar, taladrar....y cualquier otra cosa que no requiera de un número elevado de R.P.M.
-Se tiene que tener cuidado con este tipo de chapuzas, pues al no disponer de ningún tipo de control de revoluciones, embrague o similar, que limite su giro, en caso de que tengas un enganchón puedes llevarte un buen susto (os lo digo por experiencia).


Este es el tipo de herramienta que me sirvio de inspiración, salvando las distancias.

Puedes Utilizar diferentes herramientas, pero es cierto que no genera las revoluciones necesarias para que las fresas trabajen correctamente.
Dispone de dos juegos de ruedas, para acomodarlo lo mejor posible. Aquí en posición horizontal

En posición vertical.
Tiene una portezuela que utilizo para acceder al portabrocas


Vista del refuerzo que sujeta el eje flexíble.

Tengo intención de poner un pedal para arrancarlo y pararlo, pero de momento "va que arde" con un enchufe con interruptor.

Detalle del portabrocas. En las imágenes no se aprecia, pero el motor va montado sobre silent-blocks.
Os muestro el resultado de, en este caso, el decapado de una horquilla de bicicleta.

Utilizar una grata de alambre, como hago yo, para quitar pintura es tedioso y desesperante, pero el resultado es, bajo mi punto de vista, muy cool. Podrias perfectamente dejar la pieza así, una capa de laca y listo.

sábado, 19 de enero de 2013

VespingLab Scooters.

VespingLab Scooters.

-Tras mucho tiempo intentando sacar un momento para visitar el taller de Alberto (VespingLab Scooters), al que conocí allá por el ¿95?, hoy, por fin, lo he conseguido.
-Podía imaginarme los tesoros que guardaba su singular "laboratorio" , pero al llegar allí me he quedado "pasmao". Golosinas con forma de escapes, llantas, motores...Vespas y Lambrettas increíbles que, si bien ya conocía por fotografías, te dejan con la boca abierta.
-Decir también que está surtido de cantidad de herramientas de calidad, necesarias para realizar sus trabajos con un mimo y un esmero que, no hace falta saber mucho, salta a la vista.
-A parte de estar embarcado en varios proyectos con scooters saca tiempo para dar brillo y esplendor a su furgoneta Wolkswagen Transporter del 77, hacer réplicas de asientos para Lambretta, organizar la reunión "Volks-Riders  CAMP MEET" en Madrid, correr en pruebas de Vespa/Lambretta...¡no para el tio!.
-Lo he pasado en grande hablando, que raro, de Vespas, Lambrettas, bicicletas, cacharros y más cacharros. Tambien he gozado escuchando la PK SS, la PX 125 "RoadRunner" y su preciosa Lambretta GP "Silver Torch".
-Es fantástico almorzar tranquilamente hablando de estas cosas que tanto nos gustan.
-Os dejo unas fotos, no muy buenas, de la que hay liada en la escudería de "VespingLAB" Scooters.






Probando la posición de conducción, y haciendo el canelo, de esta prometedora "Twist&Go".











martes, 8 de enero de 2013

Fotos del ayer (Lambretta Judas)

Fotos del ayer (Lambretta Judas)

-Año nuevo que, como buen involucionista, inicio echando la vista atrás. No comparto el dicho de que "cualquier tiempo pasado fue mejor", pero si es cierto que cuando revisas viejas fotos, recuerdas lo despreocupada y hedonista que era nuestra vida...por suerte.
-No cuento con demasiado material fotográfico de mis correrías pues siempre pensé que cargar con una cámara de fotos era un engorro. Aun así conservo alguna que otra instantánea que creo os gustarán. Espero que los protagonistas de las mismas, casi siempre amigos, no se pongan de morros al verlas. Pensar que lo hago "desde el cariño" y sin la menor acritud. Recuerdos y abrazos para todos ellos.

-Comienzo lo que puede ser una sección fija de mi blog con fotos de Manu y su Lambretta "Judas". Amigo y compañero en la carretera durante muchos años fue, sin lugar a dudas, mi mayor influencia en lo que a cacharros de dos ruedas se refiere (y otras tantas cosas). Mecánico, autodidacta y amigo a ultranza del "hazlo tu mismo". Recuerdo como montaba, reparaba, y lo que hiciese falta, sus scooters en las aceras de su barrio; como "trucaba" los motores en el balcón de su casa o cuando recorríamos los talleres y tiendas de los alrededores buscando "golosinas" para nuestras scooters.
-Su Lambretta "Judas" hace gala del "menos es más" que tanto admiro. No dejó un solo tornillo sin tocar y adaptar a su gusto, pintura "powder coating", manillar 5 piezas, freno de disco delantero, vinilo cortado a mano, cromo "a go-go", trucaje "old school"...todos los ingredientes que hicieron que fuese, y sea, mi Lambretta favorita.



Una de las pocas fotos que conservo de Manu con su, recién terminada, Lambretta "Judas"

Parada en el campo Alcarreño.

Foto de la "Judas" hace unos años. La pátina del tiempo, y la capa de polvo, no le resta encanto y personalidad. (la foto es robada de, lo siento, no recuerdo que blog)