domingo, 15 de julio de 2012

Cuando el diablo no tiene que hacer...

Tornillo para escape Vespa.

-Todo está inventado...vaya esto por delante.
-Si eres una persona "de bien" y dejas tu scooter tal y como se suelen comprar, de serie, sin tocar nada, para que funcione sin problemas, no le verás ninguna función a esta chapuzilla. Sin embargo, si eres un "enfermo" del "pichicateo" de los motores de scooter, si las ITVS te tienen frito y tienes que cambiar el escape cada dos por tres...esta es tu solución para no tener que montar "la del churro" para hacerlo.
-En cualquier caso el "cutre invento" que os mostraré a continuación no lo he visto en ningún sitio.


Vista del tornillo de serie que sujeta el escape al motor de una P range.

Al aflojar y tirar del tornillo para sacarlo da en el neumático. En este caso es el de serie 3.50-10. Imaginaos si lleváis un 130/70-10
No queda más remedio que quitar la rueda para sacar el tornillo.

 -A continuación os muestro como funciona el tornillo que he ideado.

Aparentemente es igual que el tornillo de serie.
Al sacar este tornillo da, como es lógico, en la rueda.
Pero aquí la cosa cambia. El tornillo se dobla.
Sigues tirando y puedes ver la rosca.
Finalmente puedes sacarlo limpiamente, sin necesidad de quitar el neumático, con el engorro que conlleva, sobre todo con el motor montado en el chasis.
¡Voila!...tornillo fuera. Se tiene que tener más cuidado a la hora de apretarlo, logicamente. Tambien es aconsejable utilizar un fija tornillos suave, como con casi todas las roscas.

-Este sistema se puede aplicar a cualquier situación o montaje similar.  
-Como ya he comentado se tiene que tener cuidado a la hora de apretar, pues tenemos que tener en cuenta que la fuerza no la aguanta el tornillo en si, si no el eje que hace que este pivote.
-Tambien se puede hacer, ya puestos, con acero inox.
-Es aconsejable lubricarlo con un poco de grasa consistente.
-El único contra que tiene este sistema es, vuelvo a repetir, que se tiene que controlar el apriete. 

viernes, 6 de julio de 2012

La chispa


La chispa 

-Un hermano, un amigo, una película, un libro....Los catalizadores de la pasión hacia algo que comienza como simple curiosidad, llenandola de buenos ratos y entusiasmo y que, finalmente, estará presente toda tu vida, son muy diferentes.
-En mi caso sería injusto nombrar a los amigos o personas en las cuales me inspiré y de las que aprendí (no demasiado la verdad; no soy muy buen alumno), pues son tantas que, de seguro, omitiría a alguna. Lo intentaré más adelante, nobleza obliga.
-Sin embargo hacer una lista de, por ejemplo, libros, que hicieron que vieras tu afición hacia las scooters de otro modo, es más sencillo.
-Tener una hermana viviendo en Alemania facilitó muchísimo las cosas.
-Ella sabía que me gustaban las scooters. Por aquel entonces, 1998, ya tenía mi primera Vespa, una 125 L, por lo que ¿que mejor regalo para su hermano que un libro sobre scooters?...¡pero que libro!. 
-El libro en cuestión es "Custom Scooter", de Nina Bauer y Elmar Schalk (Motor buch Verlag).


 -Está escrito en alemán. Si no sabes alemán no es ningún problema, las imagenes hablan por si solas. En el pude ver scooters que ya había visto antes en "Scootering", "Motoretta"  y publicaciones similares. Pero tambien ví por primera vez preparaciones que, si bien actualmente pueden parecer poca cosa, estaban a años luz de lo que se hacía por estas tierras y, probablemente, todavía lo estén.
-Os dejo con unas cuantas fotografías de algunos de los modelos que destrozaron los esquemas, pocos, que tenía respecto a como customizar una Vespa/Lambretta.

La Vespa "Fast Orange" racer. El look propaganda,o "tributo", que tanto se estila actualmente, unido al puro estilo alemán, definieron lo que un poco despues sería mi Vespa "Dexedrina". Estamos hablando de 1998, pero la onda expansiva de estas "bombas" alemanas todavía resuena en la chapa de nuestras Vespas/Lambrettas.
Cañon de "Devil Inside" con "un completo". El escape "RZ MarkI right hand" me quitó el sueño hasta que lo tuve en mi poder. Según le comentaron a mi hermana los encargados de enviármelo fué uno de los primeros, si no el primero, en llegar a España.
Lambretta "Simpsom II". No es un estilo que me entusiasme, pero es tremenda la mires por donde la mires.


Mutant Vespa...se me caen las lágrimas.