sábado, 23 de junio de 2012

Rueda ancha para Vespa

Rueda ancha para Vespa

-La primera vez que tuve constancia de que se podía poner una rueda más ancha en una Vespa fue por el año 96/97. Un catálogo de SIP fotocopiado, porque su dueño quería que se le devolviese al día siguiente, tuvo la culpa.
-Me dediqué a otros menesteres scooteriles hasta que, un poco más tarde, me dio por el custom.
-Una de las primeras cosas que tenía claro quería instalar era un balón, lo más grande y manejable posible, en la rueda trasera.
-El motor fuera y un puñado de arandelas me sirvieron para tomar la medida necesaria para enchufar un 130/70/10. 
-Dos mitades anchas de llanta (tapando el agujero de la válvula en una de ellas), fuera los espárragos de serie del tambor y dentro unos de acero inox.
-A partir de aquí se complica la cosa, pero solamente un poquito. Con el calibre, metro, compás y alguna otra herramienta, tomé medidas y las trasladé a mi fiel MAC G4 (eso era un MAC, y no los de ahora) para vectorizar y preparar la maqueta de mi primer "wide tyre kit".
-Salió todo bien, por lo tanto solamente tuve que encargar que lo cortasen en aluminio (tanto el separador de la llanta, como el separador del brazo basculante), con agua a presión (muchas gracias al equipo de ARM WATERJET).


Este es el primer separador que preparé para mi Vespa "Dexedrina". Sobre el las dos primeras maquetas que me sirvieron para afinar medidas (cortadas con laser en madera). Se puede observar lo "rudo" del diseño, pero en ese momento primaba la rapidez ante el estilo.

-Sabemos que todo se puede mejorar, por lo que hace un par de años rediseñé el separador de la rueda y lo sometí a una cura de adelgazamiento, quedando mucho más atractivo y liviano.


Aquí está la segunda versión, con mejor presencia, más ligero y acabado en Powder coating. También podéis ver las dos maquetas, cortadas de nuevo con laser, que utilicé.
El tambor con los esparragos de acero inox. Muy importante colocarlos antes de pintar, pulir...

-Es innegable, hasta para los más reacios a este tipo de inventos, que el look que da es potente y "musculoso".





-En cuanto a lo de que, como dicen algunos, da más seguridad en la frenada y más agarre en curvas os puedo decir que es cierto, pero no como para tirar cohetes. Mi opinión personal es que el fuerte de esta transformación es, como la mayoría de ellas, puramente estética.

4 comentarios:

  1. Hola,, te visito desde México, muy buen trabajo el de la llanta trasera, pero ¿no sirve de nada? ¿no hay mejora sustantiva? te felicito por tu blog y por encima de todo, por tus Vespas.
    http://vespacito.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  2. -Gracias por tu interés. En mi modesta opinión la mejora no es, como tu dices, sustancial. -Primeramente tenemos que tener en cuenta que, para intentar compensar el ancho extra de la rueda, hemos de desplazar el motor y esto, sin tener mucha idea de física, no puede ser bueno.
    -Tambien es aconsejable instalar un neumático 110 en la rueda delantera, con lo que se acentúa el desequilibrio en una scooter, como es la Vespa, ya "desequilibrada" de por si.
    -Yo llevo "wide tyre" desde hace años y me encanta, pero no doy las curvas mucho más rápido ni frena mucho mejor que con las ruedas de serie. Eso si...gasta más gasolina que un "Dodge" 6 cilindros, jejejeje.
    -Para terminar te comento, como ya sabrás, que quitar y poner una rueda 130 de una Vespa, sin recortar el chasis, es un verdadero asco..pero sarna con gusto...no pica.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Qué chulada. Hasta en la segunda foto parece que la Vespita pese 2000 kilos por lo menos, y no se me ha colado un cero =P

    ResponderEliminar
  4. Gracias Edu. La verdad es que desde el primer momento que vi las fotos de una Vespa con rueda gorda tuve claro que quería montarla en la mia.

    ResponderEliminar

Expón tu opinión, comentario o sugerencia. Muchas gracias